La época victoriana en Inglaterra es una de las que se recuerda como de las mas prosperas para este país, ya que en ese momento tuvo todo el esplendor de la revolución industrial, así como también fue el momento donde más colonias tuvo en todo el mundo, por lo que la riqueza de este país estaba en lo más alto, así como también estaba considerada como la máxima potencia mundial.

Seguramente la reina Victoria será una de las más recordadas en la historia no solo por ser la monarca que más tiempo permaneció en el trono de Inglaterra, sino también por todos los cambios positivos que sucedieron durante su gobierno, según la visión de algunos sociólogos e historiadores cuando la reina fue coronada Inglaterra era un país agrícola y artesanal, pero cuando muere la reina este país era la potencia mundial y había podido industrializar la producción así como también había desarrollado una red de ferrocarriles envidiable para el resto del mundo.

La época victoriana para Inglaterra también será recordada como el periodo de tiempo que mas derechos se le otorgaron a la mujer ya que en particular la reina Victoria fue una de las monarcas que más se preocupo en promover leyes a favor de su género.

Política

Reina ajedrez con coronaAl momento en que la reina Victoria comienza su mandato, los reyes no eran vistos con el mismo respeto que en épocas anteriores debido al alto crecimiento del pensamiento democrático en países como Estados Unidos y Francia. Si además de esto tomamos en cuenta que gran parte del poder gubernamental era ejercido por el parlamento elegido de manera representativa, podemos decir que más que una monarquía pura, fue una monarquía constitucional, por lo cual, los puntos en los que podía legislar la reina eran muy limitados.

Claro está que esto, además de dificultarle el mandato, propiciaba el desarrollo de la política basada en debates y artimañas (tanto buenas como malas), más aún cuando tomamos en cuenta los enfrentamientos que ocurrían entre su primer ministro de confianza William Glandstone y Benjamin Disraeli, su contendiente, los cuales eran reseñados por la prensa para conocimiento público.

Anteriormente mencionamos que el parlamento era representativo, es decir, sus miembros decidían lo que “era mejor” para mantener la gobernabilidad y el crecimiento del imperio, y eran elegidos mediante el voto. Esto no quiere decir que era un régimen democrático, ya que muy poca gente podía votar por sus gobernantes; al inicio del reinado de Victoria sólo un quinto de la población masculina adulta tenía derecho al sufragio.

Casa de los Comunes Parlamento¿Qué ocurría con las mujeres en este sentido? Simple y tajantemente, no podían votar, incluyendo a la reina. Eran vetadas de elegir representantes parlamentarios, aunque a mediados de la era victoriana se les tenía permitido participar en la elección de leyes de bajo impacto y en la comunidad escolar.

Ya para 1901, año de muerte de la reina, a pesar del incremento en la población electora, aún había protestas debido a que, en consideración  de algunos, el permitirle votar a la clase trabajadora era poner el destino del reino en manos de gente ignorante y poco calificada debido a su falta de educación formal.

 

Sociedad

Anuncio de Cocoa 1880

La sociedad de la Inglaterra victoriana era expresamente jerárquica, dividida en clase alta, clase media, y clase trabajadora. Los factores que determinaban en qué escaño social se encontraba una familia eran la cantidad de dinero que se poseía y la historia familiar. Obviamente, a mayor altura en el escalafón mejor era la educación a la que se tenía acceso debido a que se podían costear mejores profesores, profundizando así la brecha entre sectores.

Al comienzo de la era victoriana, la clase alta o élite era compuesta por unas pocas familias de larga tradición, las cuales se consideraban protectoras de las clases bajas, y sentían que debían gobernar por derecho divino. Era su obligación el evitar que la sociedad se saliera del carril, afianzando sus creencias en la religión y la riqueza para argumentar que solamente aquellos que poseyeran títulos y grandes terrenos podían decidir sobre el futuro de la nación.

A medida que pasaba el tiempo y las ideas del “hombre trabajador”, influenciadas por el sueño americano, se esparcían por el mundo junto con el desarrollo industrial que abría las puertas a grandes cantidades de empleos y desarrollo nunca antes vistos, la clase media fue ganando dinero con la creación de industrias y la generación de comercio internacional, lo cual fue modificando los escaños superiores de la escalera social, permitiendo a familias que antes no gozaban de alto prestigio y riquezas el volverse parte de la aristocracia.

Ahora, mientras todo esto ocurría con la clase alta y media, la clase trabajadora sufría de ciertas tribulaciones, y es Clase trabajadora Era Victorianaque, a pesar de la gran cantidad de empleos que se iban haciendo disponibles, estos eran solamente accesibles para aquellos que tuviesen una cierta formación o, al menos, experiencia suficiente para ser de utilidad.

Esto quiere decir que así como unos obtenían trabajo, otra cantidad de personas lo perdían o no tenían la oportunidad de ingresar al competitivo mercado laboral, el cual ya comenzaba a verse influenciado por el panorama mundial gracias a la llegada de inmigrantes en busca de oportunidades, por lo cual era común ver a niños trabajando y mujeres prostituyéndose para ayudar con los gastos familiares, o sencillamente a familias enteras viviendo en la calle o refugios por carencia de ingreso económico.

 

Literatura y artes

letras

Pasemos ahora a la expresión humana, al desarrollo de la creatividad y la divulgación del pensamiento.

A pesar de cuan “fría” pueda sonar la palabra industrialización, la verdad es que fue un germen que propició el desarrollo del calor humano en cuanto a las artes y la literatura.

Durante la época victoriana, con escritores como Charles Dickens o William Thackeray, la novela inglesa pasó de ser poco tomada en cuenta a convertirse en el género literario por excelencia. Se caracterizaba por ser una fusión entre romanticismo y realismo, idealizando el trabajo duro, el sacrificio y el amor.

Los escritos estaban cargados de lecciones morales y críticas a problemáticas sociales, claramente extraídos de los males que afligían a las clases bajas debido a la modernización. A pesar de esto y del pesimismo que se dejaba entrever en varias obras, predominaba el idealismo heroico y justiciero sobre el mal y la desesperación.

 

 Valores y moralidad

biblia clásica de cuero

Cuando hablamos del código de conducta social en la era victoriana, la palabra que más destaca es contradicción. Se les exigía a las personas comportarse intachablemente, se reprendían severamente los crímenes y el tema sexual era considerado taboo. Se llegaba hasta tal punto que las mujeres llegaban con casi ningún conocimiento sobre sexualidad al matrimonio, iniciándose por completo durante la noche de boda, volviéndose incluso una experiencia traumática.

La iglesia tenía un gran impacto en este patrón de conducta debido a que sus enseñanzas profesaban la abstinencia y la moderación, además de que era bien visto el ser reconocido por los pares como una persona virtuosa, religiosamente hablando.

¿Por qué mencioné la palabra contradicción? Porque debido a la obligación de mantener esta imagen de dignidad, los deseos cohibidos terminaban aflorando tarde a temprano y eran aliviados con actos de promiscuidad, pedofilia o prostitutas, las cuales eran fáciles de encontrar debido a, como señalamos anteriormente, la gran cantidad de mujeres pobres que necesitaban llevar el pan a la mesa.

 

Las mujeres

The Outcast

Para las mujeres en la era victoriana la vida estaba llena de privaciones y dificultades. Socialmente eran consideradas menos que los hombres, no tenían derecho a votar y estaban relegadas a ser amas de casa y a dedicarse únicamente a sus hijos.

Se consideraba que la única función de la mujer era la de concebir herederos para el hombre, por lo cual no tenían derecho a tener propiedades o a participar en actividades sociales en las cuales se tomasen decisiones importantes para la comunidad.

Anteriormente hemos mencionado que para ellas la sexualidad era un taboo, y es que, a diferencia del hombre, todo lo que proviniera del cuerpo femenino era considerado un pecado. Placer sexual, fluidos corporales o problemas de salud, eran achacados a la falta de comportamiento moral que una mujer podía haber tenido en un momento tanto privado como público de su vida.

Obra artística de William Holman

Esto se veía reflejado en el hecho de que cuando la mujer tenía su primera menstruación, se le enseñaba que esta era algo vergonzoso y que debía mantenerse oculta, y que, para evitar que sea detectada, tenía que utilizar paños de tela que absorbieran el sangrado, lo cual resultaba en infecciones debido a lo antihigiénico que era.

En cuanto al matrimonio, este era considerado como una transacción mediante la cual el hombre obtenía a una mujer; el amor o la voluntad femenina no eran tomados en cuenta. El futuro esposo arreglaba los términos con el padre de la novia, el cual le ofrecía una dote para que aceptase a su hija. Esto quiere decir que, según las creencias sociales de esa época, la mujer no valía nada, o valía tan poco que el padre tenía que pagar para que su hija fuese tomada como esposa a cambio del estatus social que esta obtendría luego del casamiento.

Hubo varias luchas sociales a favor del derecho de la mujer, pero estas procedieron lentamente, logrando concederle a la fémina derechos para poder divorciarse y tener una propiedad que pudiese llamar propia.

 

Familia

Obra de Sir John Everett

En el ámbito familiar el hombre fungía como pilar principal del hogar, tanto autoritaria como financieramente. La mujer sólo podía ocuparse de mantener la casa limpia, cuidar a los hijos y complacer al esposo. A medida en que iban creciendo, los hijos eran tratados de maneras muy distintas dependiendo de su género; los varones debían aprender a valerse por sí mismos, estudiando (cuando era posible), obteniendo un empleo y ayudando con los gastos. Las niñas, para cumplir con su futuro rol de soporte para el esposo, debían aprender a realizar las labores del hogar para luego buscar un candidato apropiado para el matrimonio.

 

 

 

Economía

Revolución Industrial

La industrialización trajo un enorme crecimiento económico para la Inglaterra victoriana, y es que, según historiadores, los años medios de esta época pueden ser considerados como los “años dorados” de Inglaterra. El comercio internacional fluía de buena manera debido a los tiempos de paz que se vivían, y las importaciones de materiales textiles y maquinaria repuntaban entre los productos negociados.

Para finalizar, debemos mencionar que en toda sociedad, sea antigua o moderna, el ser humano busca la manera de crear su propia imagen, de sentirse parte del grupo, lo cual se ve claramente reflejado en las vestiduras que se vuelven comunes durante dicho periodo. Para leer sobre la moda durante la época Victoriana, visite el enlace debajo.

Moda Inglesa: Era Victoriana

La era de la sobriedad.

 

 

 

 

 

Fuentes:

foto

Anuncio de Cocoa

The Outcast De Richard Redgrave

The Awakening Conscience De William Holman Hunt

Peace Concluded De John Everett Millais