Inglaterra turismo

Inglaterra es un país que ofrece una gran oferta de destinos turísticos de gran variedad, en donde se puede destacar al país para aquellos amantes de la historia que quieren recorrer los lugares donde se gestaron momentos que cambiaron el rumbo de la humanidad, así como también para los amantes de las gastronomía tendrán la posibilidad de recorrer muchos de los restaurantes más famosos del mundo.

Es un hermoso terruño poblado por gente amable con los turistas y bendecido con paisajes idílicos dignos de convertirse en la musa de cualquier artista, y sus ciudades son fuentes inacabables de registros históricos y expresiones culturales, combinados con la modernidad que sólo puede poseer un país en la cumbre del desarrollo mundial.

cabina telefónica roja

Es de esperarse, pues, que un lugar así atraiga a una gran cantidad de curiosos con ganas de expandir sus horizontes, por lo cual, el turismo en Inglaterra se encuentra desarrollado de tal manera que convierte el recorrer sus distintas maravillas en una experiencia completamente encantadora.

En esta sección, hemos decidido hacerte un pequeño resumen de las razones por las cuales hacer turismo en Inglaterra es un must para todo fanático de los viajes.

 

Un vistazo al pasado

Edificio y jardín de Oxford

Aunque una de las características más conocidas de Inglaterra es la modernidad con la que se viste su ciudad capital (Londres), también es cierto que por todo el país se encuentran repartidos diversos monumentos históricos, como los baños de Bath, los edificios de Cambridge o la catedral de Durham.

Además, existen ciudades que son por completo monumentos históricos, como Oxford, por ejemplo, ciudad universitaria por excelencia, abarrotada de edificaciones que han presenciado la evolución de la comunidad que los ocupan junto con el desarrollo de su cultura.

Ciertamente hacer un viaje turístico por Inglaterra es como navegar por los mares del tiempo.

Comida única de Inglaterra

Té siendo servido

Inglaterra es mundialmente reconocida por la calidad de sus restaurantes, teniendo incluso a varios ganadores de estrellas Michelin dentro de su territorio. Claro está que esto no significa que sólo los lugares condecorados valen la pena, también existen espacios donde podemos disfrutar del plato característico de los ingleses: el fish and chips o, en castellano, pescado con papas. Ah, pero por supuesto que ningún viaje culinario por Inglaterra estaría completo si no hacemos la tradicional parada para degustar de un buen a mitad de la tarde.

Infinidad de tradiciones

fogata de noche

Ok, ya es bien conocida alrededor del mundo la tradicional ceremonia del té, pero Inglaterra también posee otra gran cantidad de tradiciones que han venido dando vueltas por cientos de años. Una de estas es la Noche de Guy Fawkes, en la cual se conmemora, con fuegos artificiales, fogatas y antorchas, el fracaso de la conspiración de la pólvora.

Montículo de panquecas

Otra celebración que vale la pena señalar, es la del Día de Panquecas, la cual se celebra en carnaval, y consiste, como el nombre lo indica, en comer panquecas, aunque en varios sectores se realizan competencias en las cuales los contendientes tienen que correr de un punto a otro mientras lanzan y atrapan las panquecas con un sartén evitando que toquen el suelo.

Como la anterior, existen otras tradiciones en Inglaterra que son igual de particulares y divertidas: el queso rodante, es un evento que se lleva a cabo cerca Gloucester, y consiste en dejar caer desde la colina Cooper una rueda de queso de cuatro kilos, tras la cual corren varios competidores con el objetivo de atraparla y llevársela como premio.

Estas son sólo algunas, para conocer las demás sólo tienes que visitar este bello país y verlas, o hasta participar. Si no, ¡siempre puedes volver a Inglaterra.net y leer todo lo que quieras!

El transporte es magnífico

Muchos lugares están cerca de Londres o se pueden acceder fácilmente desde la capital, además se puede disfrutar de recorrer lugares mágicos como el castillo de Ana Bolena, o los diferentes palacios de la nobleza británica, así como también para aquellos que viajan para darse el placer de salir de compras en Inglaterra se pueden encontrar boutiques de primer nivel para poder disfrutar de las grandes marcas.

Bus rojo de dos niveles

Esta facilidad de movimiento se debe en gran parte al sistema de trenes del país, el cual está diseñado para conectar rápidamente las distintas ciudades y pueblos de Inglaterra. Además, dentro de Londres encontramos los característicos taxis negros (aunque ahora hay de otros colores) y los buses de dos pisos, los cuales sirven para recorrer la ciudad desde el punto de vista de un Londinense promedio.

Aunque, para los que disfrutan de las caminatas, Londres también está diseñado para permitir el buen tránsito peatonal a pesar de la gran cantidad de personas que la habitan, así podrás ahorrarte algo de dinero pero también podrás crear tu propia ruta de viajes, explorando lugares a los que no tendrías acceso estando en un vehículo.

Los castillos son mágicos

Castillo

Es normal que de pequeños hayamos leído, visto o escuchado historias sobre guerreros que enfrentan dragones y rescatan princesas desde el tope de la torre más alta de un castillo imponente. Pues en Inglaterra hay de esos (castillos, no dragones), y son idénticos a los que yacen en nuestras imaginaciones: inmensos con grandes murallas y puentes levadizos, o con jardines llenos de distintas flores, o hasta pasillos con armaduras en uno que otro lado.

Estos recintos son tan famosos que son frecuentemente utilizados como locaciones para grabar películas o series (Game of Thrones y el castillo de Warwick, por ejemplo) y, gracias a esto, cuentan con guías muy bien preparados que conocen la historia de las distintas atracciones del castillo y se destacan por su manera tan entretenida de relatar los sucesos, todo con tal de hacer sentir al turista de turno como en la era medieval.

Catedrales y museos

Al ser este país el padre de muchas costumbres y civilizaciones modernas, es completamente normal que contengan edificaciones dignas de aprecio cuando nos referimos a la exposición y divulgación de acontecimientos históricos.

Parte interior del museo

Los museos, pues, son una parte fundamental en cualquier planificación de viaje que se haga a la hora de visitar Inglaterra, y es que existen maravillas como el Museo de Historia Natural, en el que encontramos incluso fósiles y esqueletos de dinosaurios, o  el Museo de Ciencia, donde veremos un recorrido completo por la historia del desarrollo tecnológico de la humanidad, ayudándonos con exhibiciones tanto estáticas como interactivas.

Cabe destacar que también podemos admirar la manera en la que los distintos habitantes de este país han venerado su religión desde hace muchos años, y esto es gracias a las antiguas catedrales que actúan como referencia para muchos religiosos en el mundo. Para muestra: la Catedral de Canterbury, hogar del Arzobispo de Canterbury, quien ostenta el cargo más alto en toda la iglesia de Inglaterra.

Hay de todo en las ciudades

Por toda Inglaterra encontrarás ciudades cuyo nombre es conocido por todo el mundo, Manchester o Liverpool son un ejemplo perfecto, y esto se debe a la gran cantidad de atractivos turísticos que estas poseen: desde locales donde disfrutar de la vida nocturna o pubs especialmente diseñados para pasar horas enteras escuchando música, hasta establecimientos pequeños en los cuales degustar de una comida tranquila y silenciosa incluso estando en medio de un lugar tan atestado.

Bar vacío

Pero, sin duda alguna, quien se lleva el podio es la gran y metropolitana Londres, con sus cientos de atracciones, tanto modernas como históricas, y sus miles de turistas transitándola todos los días del año, es un sitio perfecto para los amantes de la modernidad y la vida citadina.

¿Quieres saber algo extraordinario? Aunque estas ciudades están llenas de tecnología hasta reventar, siempre podrás encontrar, muy rápidamente, alguna edificación antigua perfectamente conservada, convirtiendo cada uno de los destinos inglaterrenses en entidades equilibradas entre lo moderno y lo de antaño, enseñándonos que, sin importar cuanto crezcamos, siempre debemos recordar de dónde venimos.

Los pueblos son simplemente perfectos

Pueblo con superficie de piedra

Pero si la idea del visitante es descansar también hay escapadas rurales a hoteles de primera categoría que ofrecen todo tipo de servicios para relajar al visitante y proporcionarle un gran descanso, para parejas, mientras que si el paseo se hace con la familia, los niños tienen atracciones constantes y entretenidas a lo largo y ancho del país, destacándose las actividades del museo Británico.

Esta es una de las razones por las que Inglaterra es un destino turístico digno de cualquier persona. La existencia de poblaciones como las del norte de Yorkshire, o la villa Blockley en Gloucestershire, nos permiten apartarnos de la gran cantidad de personas que pueda haber en las grandes ciudades y nos obsequian con paisajes que parecen sacados de nuestros sueños.

Atracciones para toda la familia

Los niños de la casa también merecen su sección, y es que en Inglaterra hay espacio para todo el mundo. En Staffordshire encontramos el parque Alton Towers, el cual se caracteriza por estar poblado de montañas rusas, todas de distintos tamaños y orientadas a distintos públicos.

Gente en montaña rusa

Si quieres que tus hijos se sientan como en el espacio, lo mejor sería llevarlos de visitar el Centro Nacional Espacial, en Leicester, en el cual podrán visitar las galerías y los centros recreativos, quien sabe y nace un nuevo astronauta gracias a esta aventura.

Y para los pequeños junto con los no tan pequeños, se encuentra la maravilla de los Estudios Warner Bros en Londres, diseñados para brindar la experiencia de estar dentro de las películas del reconocido mago Harry Potter.

Nada mejor que la naturaleza

Y terminamos con el punto que hace que todo lo anterior se mezcle y funcione de maravilla: las bellezas naturales. Desde lagos que roban el aliento hasta costas que te hacen pensar que estás en el paraíso, pasando por las atracciones naturales que se han formado gracias a millones de años de evolución, todo esto, además, bañado por el místico clima que permea a toda Inglaterra en cada una de las estaciones.

Carretera de Inglaterra al atardecer

Pero también hay locaciones en las cuales el atractivo no es solamente la naturaleza, sino la combinación de las creaciones humanas con las no-artificiales, como Kirkstone Pass, una carretera por la cual puedes admirar el verdor de los valles de un lado al otro del trayecto. O Bath, que, aunque la hemos mencionado antes, merece volver a aparecer, porque la unión entre las aguas y las edificaciones que hay por toda la ciudad es la viva representación de que el hombre puede vivir en armonía con la naturaleza sin entorpecer su curso.

Sin duda, la madre tierra es la protagonista indiscutible de cualquier tour por este hermoso país.

Como indicamos antes, este es sólo un resumen de las atracciones que puede encontrar un turista en Inglaterra. Si deseas enterarte de más, debajo dejaremos una serie de enlaces en los cuales encontrarás información sobre los distintos lugares a visitar, las festividades y, como no, la mejor manera de organizar tu viaje por tan hermoso país.

Fuente: Foto

Viajar a Inglaterra

Jardines Ingleses

Castillos

Palacios y mansiones

Museos

Regiones / Condados

Parques naturales

Fiestas

Gastronomía Inglesa

Gales