Estás en: Inglaterra > Ciudades > > Bath

Bath


Bath es uno de los destinos favoritos en Inglaterra para los amantes de las escapadas de fin de semana. Su clima se cuenta entre sus principales atractivos, pero lo que más llama la atención es la multiplicidad de actividades al aire libre que se practican en esta región.

Si preferimos la cultura y el arte, Bath posee varios edificios históricos, monumentos y museos que también atraen a viajeros de todo el mundo, solo es cuestión de elegir el tipo de viaje que nos gustaría hacer.

Una primera recomendación es recorrer Bath a pie, o en autobús. Al no ser extremadamente grande utilizar un vehículo propio sería un despropósito y nos privaría de conocer los rincones escondidos de esta hermosa localidad.

El recorrido en autobús es muy recomendable ya que al llegar al centro de la ciudad recorre los principales edificios, permitiendo un rápido vistazo a los más conocidos.

El nombre de la ciudad hace alusión a los centros de relajación y baños termales que desde hace varios años se realizan en Bath. Desde hace varios siglos el agua se bombea por debajo de la ciudad y ha permitido el desarrollo de centros de spa y relajación de fama internacional.

Bath está atravesada por el río Avon, que puede navegarse sin problemas partiendo desde la estación Forrester Road. Allí se alquilan botes pequeños o se accede a los cruceros turísticos con recorridos de una hora.

Otro paraje digno de mención es el Jardín Landscape, un autobús interino nos lleva a este jardín que recrea un escenario del siglo XVIII diseñado por Ralph Allen, un importante empresario de Bath. Aquí encontramos el famoso Puente Palladio, quizás el más fotografiado de la ciudad.
La ciudad de Bath está situada al sur oriente de Bristol y es famosa por los las construcciones romanas dedicadas al baño, donde según cuenta la historia los ejércitos llegaron buscando aguas hirviendo que salían de la tierra y que ayudaban a curar sus cuerpos. Desde esa época se decidió hacer unas construcciones para la relajación de los hombres del imperio formando así Aquae Sulis.

Las edificaciones datan del año 54 y si bien muchas están en ruinas, se conservan bastante bien ya que son un gran atractivo turístico de la región. En la actualidad la ciudad de Bath tiene 80.000 habitantes y es considerada como patrimonio de la humanidad.

No solo las ruinas romanas conforman su atractivo turístico ya que la ciudad también se encuentran: La abadía de Bath, considerado como uno de los máximos ejemplos de la arquitectura gótico perpendicular de Inglaterra, este edificio fue construido en 1501 y hoy en día está en muy bien estado porque fue restaurado en 1860, también en la ciudad se encuentra The Circus, originalmente llamado King´s Circus es un espacio circular formado por bloques de viviendas.

Otro de los monumentos característicos de la ciudad es el Pulteney Bridge, cuya particularidad es tener a lado y lado del puente que cruza el rio Avon tiendas, este fue construido en 1773 y fue diseñado por Robert Adam.

Llegar a Bath es muy fácil ya que se encuentra a menos de dos horas de Londres, y está a solo 140 km del aeropuerto londinense de Heathrow, así como también existen trenes regulares desde las estaciones Paddington y Waterloo y Bath Spa Station y su duración es de solo 90 minutos.

Aunque también desde Bristol es muy fácil llegar ya que el aeropuerto de esta ciudad tiene más de 68 salidas internacionales y está considerado como el más importante de la región.

Volver a Ciudades.
Buscador de Inglaterra
Boletín