Inglaterra Siglo XIX

Prácticamente el siglo XIX fue precedido en su totalidad por la Reina Victoria la cual gobernó desde 1837 hasta 1901 cuando murió después de 64 años quedó en la historia por haber protagonizado uno de los momentos más prósperos de la historia del Reino Unido, así como también como el monarca que más tiempo en el trono de Inglaterra.

Durante esta época se dio la famosa guerra del opio con China, el producto provenía de Inglaterra y Estados Unidos, lo que generó un epidemia de adictos a esta droga, fue tal la emergencia que se generó que el emperador tuvo que tomar cartas en el asunto, por lo que delego a Lin Hse Tsu, este funcionario quemó varios cajones de esta droga que provenían  tanto de Norteamérica como del Reino Unido y la siguiente medida fue enviar una carta a la Reina Victoria, la respuesta que recibió iba a bordo de varios barcos de la Royal Navy.

Esta guerra se dio en dos etapas diferentes 1839 a 1842 y de 1856 a 1860, resultado de esto fue una arrolladora victoria de Inglaterra por lo que China se vio obligada aceptar el tratado, lo que hacía que tuviera que aceptar el trafico de opio.

Fuente: foto

 

Cambios significativos de Inglaterra siglo XIX

La Inglaterra de siglo XIX fue una época de prosperidad para la nación, estuvo enmarcada por el fulgor de la Revolución Industrial, lo cual provocó grandes avances tecnológicos y económicos. Durante este periodo, surgió una gran cantidad de eventos históricos que hicieron de Inglaterra un país moderno y poderoso.

La Revolución Industrial inició en el año 1760 y culminó hasta mediados del siglo XIX, este momento histórico impactó de manera positiva el ámbito político, económico, cultural, social y científico de Inglaterra. La Inglaterra del siglo XIX estuvo envuelta por el manto de la monarquía de la reina Victoria, quien consolidó a esta nación como una potencia mundial.

 

Reina Victoria

 

El cambio social más significativo de aquella época fue la libertad de imprenta, hecho que influyó considerablemente en la libertad de expresión, la defensa de los derechos de las mujeres y  la insurrección obrera. Gracias a ello, Inglaterra se convirtió en un país con mejor equilibrio social y político; esta apertura trajo cambios significativos que abrirían el camino a publicaciones científicas y sociales que, en otro momento, hubieran sido censuradas.

Feminismo en Inglaterra siglo XIX

Siglos antes de la Revolución Industrial y, a inicios del siglo XIX, en Inglaterra las mujeres tenían un nivel educativo inferior al de los hombres, en reiteradas ocasiones se podía observar que las mujeres poseían el mayor índice de analfabetismo en comparación a los varones.

 

Feminismo en Inglaterra siglo XIX

 

A la desigualdad académica se añade la disparidad en el núcleo familiar, las mujeres desposadas tenían prohibido obtener propiedades de forma legal. Finalmente, las féminas no tenían participación política, pues carecían del derecho al sufragio.

Ante tal contexto, se alzó la voz de protesta a través de Mary Wollstonecraft, una luchadora feminista del siglo XIX quien  en 1792,  publicó el escrito A vindication of the Rights of Woman. En este texto ella subrayó la importancia del voto universal y de la inclusión de la mujer en el mundo de la política.

 

A vindication of the Rights of Woman

 

Asimismo, manifestó la relevancia que poseía ofrecer la misma educación académica para hombres y mujeres. En este documento, también señaló que las mujeres debían ser capaces de obtener medios de subsistencia externos al hogar para no depender de los hombres (padres, maridos, etc.). Durante esa época, las mujeres dependían totalmente de la figura masculina, razón por la cual, carecían de toda facultad política.

Mary Wollstonecraft marcó en siglo XIX un gran hito social y político en cuanto a la corriente feminista. El estatuto principal de su escrito, el derecho al voto universal, se logró hasta el siglo XX, donde la influencia política de las mujeres se hizo más evidente.

Ciencia­ en Inglaterra siglo XIX

El mayor avance en la ciencia en el siglo XIX fue realizado por el naturalista inglés, Charles Darwin. La investigación científica que lo llevó a la cúspide se tituló “El origen de las Especies” (On the Origin of Species), el cual fue publicado en 1859.

 

Ciencia­ en Inglaterra siglo XIX

 

En esta obra, Darwin planteaba premisas interesantes acerca de la teoría evolutiva, afirmaba que los seres vivos, incluyendo los seres humanos, sufrían mutaciones para adaptarse a su hábitat y poder sobrevivir, a este evento le llamó “selección natural”.

Su trabajo se sustentó en diversos estudios y experimentos realizados en su ruta en Beagle, las escalas de sus viaje incluyeron Uruguay, Chile, Nueva Zelanda, etc. En esta travesía el científico inglés observó cómo las diversas especies animales se adaptaban a su medio ambiente para subsistir, y quienes no evolucionaban perecían.

 

El origen de las Especies

 

Las teorías evolucionistas de Darwin sacudieron a la élite política y teológica de la Inglaterra del siglo XIX, pues en esa época se consideraba que la raza humana era resultado de un orden divino y no biológico. Las disputas religiosas y científicas se polarizaron profundamente, fue hasta el siglo XX que, “El origen de las Especies” se consideró un escrito indispensable para entender la evolución de los seres vivos.

Gran Exposición

“La Gran Exposición” o The Great Exhibition of the Works of Industry of all Nations fue un magno evento que tuvo lugar en Hyde Park, en la ciudad de Londres, a mediados del siglo XIX. El impulsor de esta demostración fue el jerarca inglés, Alberto, esposo de la reina Victoria.

La Gran Exposición resaltaba el progreso devenido de la Revolución Industrial, se mostraba maquinaria con alta calidad tecnológica, obras de arte, insumos, etc. La exhibición ponía de manifiesto el alto nivel tecnológico que yacía en la industria y  la infinita creatividad humana en aras de apostar por la modernidad.

 

Gran Exposición

 

De igual forma, The Great Exhibition abrió una brecha entre el sistema de producción artesanal y el sistema de producción en serie,  de esta manera el mundo en el siglo XIX se dividió en: los países desarrollados (naciones que tenían mayor capacidad de producción con maquinaria moderna) y los países tercermundistas (territorios que su sistema de producción era limitado y realizado de forma manual). En este escenario, Inglaterra se coronó como el mayor exponente de los países desarrollados del siglo XIX.

Vestimenta siglo XIX en Inglaterra

La Revolución Industrial no sólo marcó un cambio en el sistema de producción y económico de Inglaterra, también originó  un cambio en cuanto a la ideología de los ingleses, quienes estaban convencidos que la modernidad, la simplicidad y la pulcritud era lo mejor del presente. Basados en esta corriente, nace una tendencia en la forma de vestir conocida como “dandismo”.

 

Vestimenta siglo XIX en Inglaterra

 

Durante el siglo XIX, en Inglaterra el estilo de vestimenta “dandi” adquiere gran protagonismo,  esta moda apostaba por el uso de prendas refinadas y elegantes,  sin caer en lo vulgar u ostentoso.

El “dandismo” fue popularizado por la burguesía, especialmente por los hombres que tenían grandes conocimientos sobre el uso de telas y combinación de colores. Las prendas básicas de un dandi eran chalecos, corbatas y fracs. En este marco revolucionario, esta moda se extiende a otros países como Francia, Italia y España.

En cuanto a la moda inglesa de las mujeres, cabe mencionar que, a principios de siglo las damas de la alta sociedad utilizaban vestidos de cintura alta, faldas y mangas bombachas. Los abanicos y los sombreros floreados y emplumados eran parte indispensable de cualquier atuendo femenino. Con el paso de los años, a los vestidos se les insertaron crinolinas o armazones para dar más volumen y rigidez a las prendas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here